Gómez Bermúdez cita al Banco Sabadell

sábado, 14 junio 2014
AIVCAM, PREVIAS CONSULTAS, ESTÁ PENDIENTE DE VALORAR LA NOTÍCIA.
AIVCAM, NO OBSTANTE, REITERA LO DICHO EN EL COMUNICADO DE 15 DE MAYO DE 2014.

Gómez Bermúdez cita al Sabadell como responsable civil en la venta de las cuotas

El magistrado de la Audiencia Nacional accede a la petición planteada por el abogado de la Fundación CAM quien sostiene que tiene que ser la entidad catalana, heredera del negocio financiero de la caja, la que afronte los daños por la comercialización de los títulos

mercedes gallego 14.06.2014 | 02:44 INFORMACIÓN

El abogado Carlos Gómez-Jara y el magistrado Javier Gómez Bermúdez

El abogado Carlos Gómez-Jara y el magistrado Javier Gómez Bermúdez rafa arjones
Al Banco de Sabadell se le complica seguir al margen de la causa penal que se instruye en la Audiencia Nacional por la comercialización de la cuotas participativas, unos títulos-valores emitidos por la CAM en julio de 2008 donde vieron atrapados sus ahorros miles de clientes de los que cerca del millar llevaron su caso ante el juzgado que dirige el magistrado Javier Gómez Bermúdez.

En un escrito prolijo en argumentos y presentado hace apenas un mes ante el juez, el representante legal de la Fundación CAM, el penalista Carlos Gómez-Jara, planteaba la conveniencia de llamar al banco catalán al procedimiento como responsable civil subsidiario en la comercialización de los polémicos títulos. El abogado exponía que fue el Sabadell quien se quedó con el negocio financiero de la caja, la que adquirió por un euro después de que el Fondo de Garantía de Depósitos inyectara 5.200 millones para tapar sus agujeros, además de otros 3.600 que prevé que tendrá que añadir ahora por el fiasco de las operaciones inmobiliarias de la entidad. Y concluía que es por tanto el banco quien tiene que hacer frente a los posibles perjuicios causados con la comercialización de la cuotas porque es el negocio financiero adquirido por el Sabadell el que se ha beneficiado de estas transacciones. Es decir, la caja (ahora Fundación) no recibió ni un euro de estas operaciones ya que todo el beneficio derivado de las cuotas se generó y se quedó en el negocio financiero, en manos ahora del Sabadell.

Un planteamiento que ha asumido el juez Gómez Bermúdez quien en un auto notificado ayer a las partes, incluido el Sabadell, y contra el que cabe recurso, cita a la entidad que preside Josep Oliu para que se persone como responsable civil, algo que, además de evitar una situación de indefensión, obliga a dicha entidad financiera a resarcir a los posibles perjudicados, de así estimarlo un tribunal.

Hasta ahora el Sabadell ha optado por mantenerse al margen del conflicto judicial. Tanto es así que declinó el ofrecimiento de acciones que, a instancias del fiscal, le realizó el juez en la pieza abierta contra quien fuera presidente de la comisión de control de la CAM, Juan Ramón Avilés, a la que posteriormente se sumó como acusado el exdirector general Roberto López Abad. En este procedimiento la acusación pública considera al Sabadell perjudicado y, por lo tanto, susceptible de ser indemnizado, en vez de a la Fundación CAM, para quien únicamente su letrado solicitó que fuera resarcida por el daño sufrido por la actuación de Avilés y López Abad. No obstante, la decisión del juez mete ahora al grupo catalán de lleno en un procedimiento en el que, aun compartiendo responsabilidad civil con la Fundación, parte con las de perder.

En desventaja
El motivo de esta desventaja hay que buscarlo en el informe que, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, realizaron de la contabilidad de la CAM inspectores del Banco de España para la pieza principal, la que investiga la presunta falsedad de las cuentas por parte de la entonces cúpula directiva.

La auditoría concluye que no es en la emisión (julio de 2008) sino en la comercialización de las cuotas durante los años 2010 y 2011 donde se pudo producir el perjuicio. Conclusión a la que llegaron tras constatar el falseo de las cuentas de la caja en los años 2009 y 2010, con lo que las cuotas que se compraron con referencia a esos datos estaban por encima de su valor al haberse maquillado la realidad contable para anotar beneficios allí donde sólo había pérdidas.

El informe es determinante a la hora de afirmar que la emisión de estos productos (donde el juez considera a la CAM responsable civil) se produjo antes de detectarse la falsedad contable y que, por lo tanto, «no es razonable pensar que los defectos en la imagen fiel que los peritos han estimado que podían tener las cuentas anuales de los ejercicios 2009 y 2010 hubiese podido causar perjuicios a los suscriptores de estos productos en el momento de su emisión». La manipulación de las cuentas pudo perjudicar a los compradores y beneficiar a los que vendieron ya que ambas operaciones en esos dos ejercicios se realizaron con relación a unos valores que estaban por encima de los reales.

Aún así, es decir, ante esta presumible exención de responsabilidad a la CAM, su representante legal quiso dejar claro en su escrito que el motivo por el que las cuotas no se segregaron al Sabadell fue porque no podían ser asumidas por otro tipo de entidad que no fuera caja de ahorros, por lo que llama «mera formalía» que las mantuviera la CAM cuando «están vinculadas materialmente en su valor al negocio financiero».

El abogado insiste en que la fundación «sólo es titular de la Obra Social cuyo valor nunca ha referenciado el valor de la cuota por la ausencia de todo componente negocial financiero y de ánimo de lucro» y agrega que destinar patrimonio de finalidad social (en alusión al de la Obra Social) a resarcir a los perjudicados por la compra de participativas supondría «un ilegítimo amparo judicial de un enriquecimiento ilícito por parte del Banco CAM», en la actualidad Sabadell.

para leer la noticia en EFE clicar encima

Publicado en AIVCAM, NEM Sabadell

Deja un comentario