La cúpula directiva de Banco Sabadell se queda sin aguinaldo por suspender en bolsa

Sabadell

Los directivos de Banco Sabadell no tienen mucha suerte con los incentivos diseñados por su presidente, Josep Oliú, para premiarles por su gestión. Como ya ocurrió con el primer plan, los más de 300 ejecutivos de la entidad financiera catalana se han quedado sin el aguinaldo del nuevo programa de retribución basado en la revalorización de la acción, que ha vencido este año sin que sus beneficiarios hayan podido apuntarse los cerca de 94 millones a los que ascendía el premio gordo.

Para haber podido ejercer los 28 millones de opciones, la cotización de Banco Sabadell debía de haberse comportado de forma positiva entre el 26 de marzo de 2010 y el 11 de junio de 2013. Sin embargo, la crisis bancaria nacional y las sucesivas ampliaciones de capital llevadas a cabo por el grupo financiero han provocado una caída de la acción del 57% durante el periodo de cómputo.

Por ese motivo, los 322 directivos que estaban incluidos en el denominadoStock Appretiation Rights 2010-2013 se han quedado con las manos vacías, ya que el precio de ejercicio de las opciones era de 3,36 euros. Cuando expiró el plazo, Banco Sabadell se cambiaba a 1,3 euros, por lo que todos los ejecutivos decidieron marchitar el derivado para no perder dinero.

Los más damnificados han sido el presidente, Josep Oliú, al que se le habían asignado 2,6 millones de opciones, y el consejero delegado, Jaime Guardiola, al que le hubiera tocado dos millones de acciones. Los otros afectados son 17 directores generales y asimilados, así como otros 303 directivos de segunda línea.

En el momento de la concesión, a fin de hacer frente al compromiso generado con los afortunados, el banco contrató una cobertura con efectos económicos simétricos al mencionado compromiso en otras instituciones financieras ajenas al grupo. La prima pagada en la contratación de la citada cobertura (21,8 millones de euros) se consideró como valor razonable de los servicios recibidos durante los tres años de duración del plan.

A la cola del sector

Eso es lo que le ha costado el citado plan a la entidad, que va a acabar 2013 como el banco con menor revalorización bursátil del sector. La subida del 1,8% acumulada hasta la fecha contrasta con las apreciaciones de más del 140% de Bankinter o el 50% de Banco Popular. Solo Bankia, que arrastra un desplome del 75%, lo ha hecho peor que Sabadell, que al menos va a romper una racha de seis caídas anuales consecutivas. Desde los mínimos del año, el valor ha ganado un 43%.

En la pasada junta general de 2013, Oliú ya desistió de proponer este bonus extraordinario para la cúpula directiva. Tan solo se limitó a ofrecer a los 27 directivos más importantes poder cobrar la paga variable de 2012 en opciones del banco durante los tres próximos ejercicios.

Es la segunda vez que la cúpula del Sabadell se queda sin este tipo de premio. El primer plan fue aprobado en la junta general de 2007, con vencimiento en marzo de 2010. Pero la liquidación de dicho programa no supuso la entrega de ninguna de los seis millones de acciones –valoradas en 41 millones de euros- dado que no se alcanzó el objetivo de revalorización fijado.

Los del Sabadell no son los únicos directivos que han visto pasar este tipo de trenes sin poder cogerlo. El pasado verano, los del Santander vieron como se esfumaba una extra de 190 millones por la irregular evolución de la cotización. Antes también sufrieron el mismo castigo los de BBVA y los del Popular.

Fuente: EL CONFIDENCIAL

Publicado en NEM Sabadell, Prensa